Contacto

 

Email: Lulita.belen@hotmail.com

 


Originalmente el jaguar se encontraba desde el sur de Estados Unidos hasta el norte de Argentina. Sin embargo, debido a la desaparición de los bosques y a la presión de la cacería, ha desaparecido en lugares como El Salvador y el sur de Estados Unidos. Actualmente el jaguar es considerado un animal en peligro de extinción y con poblaciones reducidas. Tratase de un animal solitario y activo tanto de noche como de día, dependiendo de la actividad que presenten sus presas. Se mueve principalmente en el suelo, aunque sube bien a los árboles y es buen nadador. Acostumbra transitar por senderos y caminos hechos por el hombre. En Costa Rica los jaguares están considerados en peligro de extinción. Actualmente solo se encuentran algunas subpoblaciones en los parques nacionales Tortuguero, La Amistad, Braulio Carrillo, Guanacaste y Corcovado. En algunos estudios realizados por investigadores del Programa Regional en Manejo de Vida Silvestre de la Universidad Nacional se ha determinado que en Costa Rica los jaguares se alimentan principalmente de chanchos de monte y tortugas marinas, aunque pueden consumir cualquier animal que encuentren en su camino. En Costa Rica los jaguares son cazados porque algunas veces matan perros y ganado vacuno y porcino ante la necesidad de alimentarse. Y es que uno de los mayores problemas que tenemos en este momento es la cacería ilegal de especies importantes en la dieta de los jaguares -como el saíno, el tepezcuintle y el chancho de monte-, por lo que ellos carecen del suficiente alimento en las áreas boscosas y las áreas protegidas donde viven y se ven obligados a salir en busca de comida. En muchos casos la cacería ilegal se está dando en los bordes y dentro de las áreas protegidas. Una vez que el jaguar encuentra una vaca, o un chancho doméstico, y lo mata, aprende que se trata de presas fáciles y comienza el problema para los finqueros, que generalmente terminan matando al jaguar. La organización Wildlife Conservation Society desde 1999 tiene un programa de conservación de jaguares en cuatro áreas estratégicas: realizando estudios ecológicos de la especie para permitir su posterior manejo, impulsando estudios genéticos, trabajando con el conflicto jaguar-ganado a través de talleres con expertos en jaguares y ganaderos y desarrollando un currículo de educación ambiental para la región para la conservación del jaguar y sus presas.